Tenemos 4 visitantes y ningun miembro en Línea

Mensaje

El clima y el comportamiento humano

Ratio:  / 18
MaloBueno 

Todos arriesgamos afirmar que el clima influye en el ánimo de la gente. Afirmamos porque sentimos sus efectos en nosotros mismos. Reconocemos que en primavera y veranos estamos más energéticos, más alegres y nos sentimos más bonitos. En el invierno, más perezosos, dormilones y desmotivados. ¿Científicamente eso es cierto? ¿Cómo se explica la influencia del clima en el comportamiento humano?
En el humor
La luz solar incide en ciertas actividades del cerebro que tienen que ver con el humor de las personas, de manera que al disminuir la iluminación solar la gente tiende a deprimirse.
Emil Kraepelín, un psiquiatra alemán, utilizó el término “depresión estacional” para explicar estos síntomas depresivos -decaimiento, somnolencia, dolor de cabeza, aumento de peso, mal humor, ansiedad, tristeza, cansancio físico, aislamiento social, etc.- despertados en otoño, acentuados en invierno y nuevamente adormecidos en primavera y verano.
La cantidad de luz recibida del exterior influye en la actividad de la serotonina (un neurotrasmisor que permite la intercomunicación entre neuronas), producida por la glándula hipófisis (situada en la parte central del cerebro) que es quien “maneja” nuestros estados de ánimos. La depresión es producida cuando la secreción de esa hormona es baja.
En el invierno también ocurre la secreción de la melatonina (hormona que segrega la glándula epífisis - situada en el cerebro) que aumenta la somnolencia y la baja temperatura corporal, este aumento se da por la reducción de los periodos de luz solar. Y así se aumenta la melatonina, disminuye el nivel de serotonina en el cerebro, por lo que se afecta el buen estado anímico. Algunos estudiosos dicen que bastarían dos semanas de insuficiencia de luz en individuos predispuestos para disminuir los niveles de serotonina y conducir a depresión.
Es claro que la disminución de luz es el desencadenante de depresión estacional, que año tras año afecta a millones de personas en el mundo. No resulta raro, entonces, que el contrario también puede suceder, es decir, durante los meses cálidos en países cercanos a los polos hay muchos casos de personas que se vuelven demasiadamente alegres y ansiosas.
¿Sabe usted que, por ejemplo, en Brasil -país eminentemente tropical- psicólogos y psiquiatras tienen mucho menos trabajo que en Argentina o España? Lo anterior se interpreta en que la gente es mucho más alegre, bullanguera, optimista y participativa, tal vez, por la estimulación natural de la serotonina por el Sol.
Con la intención de estudiar todas esas influencias climáticas fue creada la Fotobiologia, se trata de una disciplina científica que examina la relación de los seres vivos y la luz.
En la salud
La climatología médica es la ciencia que estudia la influencia que el clima ejerce en los seres humanos, tanto por sus efectos terapéuticos como por sus posibles perjuicios para la salud.
Investigadores afirman que los valores extremos de temperatura, su combinación con la humedad y el viento, exponen al organismo a condiciones que en algunos casos inciden en forma directa en la aparición o agravamiento de enfermedades. Entre ellas es posible contar las de piel y gastrointestinales, los problemas articulares y vasculares, así como cefaleas, diarreas, asma, insomnio y otros.
El frío intenso provoca una vasoconstricción periférica intensa con aumento del metabolismo basal y producción de calor. El calor produce vasodilatación periférica, sudoración abundante, pérdida de agua y electrólitos a través de la piel. En situaciones muy extremas se puede dar el llamado golpe de calor, que causa hipertermia, deshidratación, dolor de cabeza y afectación del sistema nervioso central.
Agentes climáticos y sus consecuencias
El viento:
Cálido y seco: Fatigas y decaimiento
Frío y húmedo: hipersecreción mucosa
Templado y húmedo: cefaleas y jaquecas
La Temperatura:
Elevadas: incrementa la sudoración; descenso de la presión arterial; fatiga y bajo tono vital
Bajas: trastornos respiratorios y circulatorios
La humedad ambiental:
Mayor a 75 %: Recrudece reuma, artritis o artrosis.
Menor a 25 %: Sequedad de la piel y las mucosas.
La humedad intensa dificulta entre otras cosas la sudoración y aumenta la eliminación de líquidos a través del riñón, lo que hace que en ambientes naturalmente húmedos con frío o con calor intensos, éstos se toleren peor.
Lluvia y nieve. Tienen una acción beneficiosa sobre la atmósfera, pues, aunque aumentan el grado de humedad, arrastran el polvo y las partículas suspendidas en el ambiente, purificando y mejorando el aire que respiramos.
FUENTES: Investigación porpia y http://www.saludymedicinas.com/nota.asp?id=808 http://www.actosdeamor.com/climasalud.htm http://www.intramed.net/actualidad/not_1.asp?idNoticia=38607

Joomla templates by a4joomla