Hay 6 invitados y ningún miembro en línea

La quema de hojas

Ratio:  / 7
MaloBueno 

Poco hace que empezó el otoño y el paisaje guerniquiano se pinta de cálidos colores ocres y amarillos. Los árboles se desprenden de sus hojas y las dejan en el suelo para divertimento de los niños (y no tan niños) al pisarlas, en las plazas y calles. Ésta particular época, en éste año se presenta con días cálidos y amables que nos permiten disfrutar a pleno. Pero a poco de andar por Guernica notamos un problema que resurge año tras año y cada vez con mayor gravedad, me refiero a la quema de hojas.

La recolección y quema de las hojas de los árboles se efectúa por parte de los propios vecinos, que por desinformación o desaprensión se dedican a realizar esta nefasta tarea, que es una fea costumbre y ya podríamos llamar casi “tradición” en ésta época del año. La misma tiene pésimas consecuencias para nosotros, nuestro medio ambiente y la ecología.
La quema produce gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global, ¿Sabía usted acaso que junto con la quema de combustibles fósiles, la quema de pastizales y basuras es una de las mayores fuentes de emisión de CO2 y otros gases contaminantes a la atmósfera? El humo y el hollín provenientes del fuego contienen gran cantidad de tóxicos y contaminantes que pueden causar serios problemas de salud, especialmente a niños pequeños y personas de edad avanzada o con alergias, asma, enfisemas u otros problemas respiratorios, etc. Otros efectos negativos pueden ser: irritación de ojos y pulmones, dolor de cabeza, mareos, ataques de asma, tos y hasta la muerte. En estos días además hemos comprobado tristemente otro gran peligro del humo, el cual se potenció por el humo proveniente de las quemas de pastizales en el delta de las que todos fuimos testigos: junto con la niebla redujeron la buena visibilidad y unido esto a la imprudencia de muchos conductores causaron accidentes, muchos de ellos con víctimas mortales.
Por éstas razones y otras, la quema de hojas no se justifica. Muchos vecinos aducen que lo hacen para mantener la limpieza, aunque raramente los mismos juntan luego la ceniza que queda después de quemar y que también es suciedad, tal vez peor que la de las hojas. Por otra parte, al quemar hojas en las calles asfaltadas, el calor del fuego provoca graves daños al asfalto y al hormigón, como resultado los lugares donde se hace fuego serán prontamente baches.
¿Entonces, qué hacer con las hojas y otras basuras?
Si usted recogió hojas y desea deshacerse de ellas júntelas en una bolsa y deposítelas para que las lleve el basurero como cualquier otra basura normal. En estos días La Guía hizo un recorrido por los barrios de Guernica, pudiendo comprobar que en todos ellos el servicio de recolección de residuos se realiza con total normalidad, incluso si se tiran grandes cantidades de maleza, personal de limpieza de la municipalidad recorre periódicamente las calles retirando la basura.
Otras acciones posibles son juntar las hojas y enterrarlas en un pequeño pozo, las hojas de esta manera se descomponen y con el tiempo se transforman en humus y enriquecen la tierra. Si tiene plantas o un jardín júntelas en una maceta o depósito, en unos pocos meses las hojas se convierten en un excelente abono orgánico que el jardinero inteligente sabe aprovechar.
Finalmente, debemos recordar e informar que la quema de basuras está prohibida y puede hacer acreedores de una cuantiosa multa a quienes la realizan.
Concientizarnos de los problemas del planeta y tomar las acciones necesarias para revertirlos o al menos minimizarlos es fundamental y es nuestra responsabilidad. Cuidar el medio ambiente y respetar a nuestros vecinos también es un deber de todos. Por favor, no queme más basura, no contamine, colabore realizando un correcto tratamiento de las hojas y otras basuras y difunda ésta información para que otros también lo hagan. Es para el bienestar de todos...

La Guía
Joomla templates by a4joomla